¿Podría el dinero convertirse en dios por el afán en el cual se le busca?

close